Cada vez que se acerca la fecha de expiración del acceso al taller, recibo correos de papás preocupados porque no quieren perder el beneficio de seguir consultando los contenidos. Y lo entiendo perfectamente, porque:

  • Ahora que ya estás poniendo en práctica lo que aprendiste, surgen muchas dudas que no habías considerado antes.
  • Aunque estás seguro de lo que quieres para tu familia y hasta lo tienes por escrito, no es fácil adaptarlo a tu realidad sin perder el foco.
  • Las pequeñas y grandes luchas que enfrentas a cada paso drenan tu energía, y a veces necesitas hacer una pausa para desahogarte y retomar fuerzas.
  • Y aunque hay tantos grupos de homeschooling en las redes sociales, te sigues sintiendo sola, porque tú ya pasaste de las dudas básicas y no encuentras otras mamás que estén viviendo las mismas situaciones que tú.

Continúa aprendiendo a tu ritmo, sin presionarte por el tiempo 
y en compañía de otros papás

Después de analizar todas las opciones que tengo y de calcular mis fuerzas, este año tomé dos decisiones importantes:

1. Abrí la opción de renovar el acceso por un año a los contenidos del taller por un precio simbólico.

Yo sé que aprender la teoría no es lo mismo que llevarla a la práctica. 

Y ahora que estás experimentando todo lo que recibiste en el taller es cuando más necesitas sentir que no estás solo. 

Así que quiero que sigas encontrando recursos útiles que te nutran para seguir avanzando, sin presiones de tiempo, y a un precio simbólico.

Por menos de $ 100 pesos al mes (casi nada más para cubrir los gastos de operación), podrás seguir teniendo acceso a los contenidos del taller durante otro año.
Y además podrás participar de las sesiones en vivo que estén en marcha durante ese tiempo.

Pero no sólo eso…. ahora vas a poder disfrutar de un elemento que el taller no tenía antes.

Y aquí viene la segunda decisión:

2. Creé un espacio exclusivo para todos los papás que están tomando el taller.

Una necesidad que sentimos todos los papás que ya tenemos algún tiempo practicando la vida sin escuela es la de sentirnos acompañados y de tener la oportunidad de compartir nuestras experiencias y dificultades con otros papás que están pasando por situaciones similares.

Desde hace mucho tiempo tenía este proyecto en mente y finalmente llegó el tiempo de concretarlo. Con mucha emoción te presento la Sala de papás:

Aunque las mamás (y los papás) que educamos sin escuela no somos maestras, sí creo que necesitamos tiempos y espacios apartados para dar un respiro, reflexionar y retomar fuerzas para el trabajo tan demandante que estamos realizando, porque…

  • Queremos seguir profundizando en los materiales del taller con calma y a conciencia.
  • Queremos compartir nuestras experiencias, porque muchas veces lo único que necesitamos es ser escuchadas o incluso, saber que contamos con un hombro donde llorar.
  • Queremos escuchar historias de éxito de vez en cuando, por muy pequeñas que sean, para animarnos en los días de duda o estrés.
  • Queremos seguir en contacto con otros papás y mamás que nos entiendan porque están pasando por situaciones similares. 
  • Y por último, queremos tener un espacio donde podamos exponer nuestras dudas y recibir respuestas en un ambiente de toda confianza, sabiendo que no seremos juzgados.

La sala de papás es un espacio exclusivo de apoyo y acompañamiento para seguir poniendo en práctica la vida sin escuela

¿Qué reciben los papás que pertenecen a esta Sala?

  • Acompañamiento y apoyo a medida que siguen profundizando en los materiales del taller y llevándolos a la práctica.
  • La oportunidad de crear relaciones profundas con otras familias que están viviendo momentos similares al suyo.
  • Acceso a una biblioteca que continuamente estoy alimentando con nuevos contenidos, en los que yo enseño conceptos puntuales sobre la vida sin escuela.

Porque ahora que estás experimentando todo lo que aprendiste en el taller, es cuando más necesitas sentir que no estás solo.

¿Qué te parece? 
¿Quieres renovar tu acceso para continuar aprendiendo, sin presiones de tiempo y en compañía de otros papás?

Sí, quiero renovar mi acceso anual por sólo $ 970 pesos »

Al renovar tu acceso tienes derecho a:

  • Un año más para seguir trabajando en los contenidos del taller de papás.
  • Participar en las sesiones en vivo de los talleres que estén activos en ese periodo de tiempo.
  • Todo un año de acceso gratuito a la Sala de papás.

Si tú has estado aprendiendo a través del taller de papás y no quieres interrumpir ese proceso, te invito a realizar tu renovación hoy mismo.
Esta oportunidad finaliza el 29 de mayo de 2020 (y no sé cuándo volveré a abrirla)

Sí, quiero renovar mi acceso anual por sólo $ 970 pesos »

Espero que aproveches esta oportunidad de seguir aprendiendo sin presión por el tiempo y ahora, en comunidad.

¿Tienes dudas?

Envíame un correo a: supraescolar@gmail.com