Es increíble la era de innovación tecnológica que estamos viviendo. No hay semana en la que no salga en las noticias algún invento o aplicación que tiene el potencial de revolucionar alguna actividad personal o profesional de la vida cotidiana.

A mí me encanta esta época y me maravilla aún más porque como muchos de ustedes, tuve la fortuna de ser niño y adolescente cuando la era de las computadoras apenas comenzaba.

Como padre de familia estoy consciente de que mis hijos han nacido en una época en la que no sólo deben saber utilizar la tecnología sino que deben ser capaces de crearla. Por ello, uno de mis pasatiempos favoritos ha sido estudiar programación de manera autodidacta para aplicarla en mi vida profesional y sobre todo, para compartir la pasión de programar junto con mis hijos.

Más allá de que aprender a programar será una habilidad de gran utilidad para el día en que quieran obtener su primer empleo o abrir su propia empresa, existen algunos beneficios inmediatos que quiero compartir contigo hoy.

He tenido la oportunidad de introducir a mis hijos en el mundo de la programación desde hace poco más de un año y he aquí los beneficios inmediatos que hemos observado:

1. Han desarrollado su capacidad para resolver problemas

Si pudiera pedir una sola cosa de cualquier sistema educativo, sería sin duda que los alumnos desarrollen la capacidad de pensar para resolver los problemas que se les presenten. Todo problema a resolver requiere de un pensamiento creativo y sistemático para generar soluciones y ejecutar la que se considere más viable. A partir de que mis hijos programan, puedo ver que su capacidad para encontrar soluciones a problemas simples y complejos se ha desarrollado tremendamente.

2. Son más precisos para comunicarse

Convivir con una computadora te ayuda a comprender la importancia de ser preciso. Un lenguaje de computadora no es muy diferente al lenguaje español. Ya que la computadora sólo hace lo que le ordenas, es frecuente toparse con errores por la falta de precisión en nuestras instrucciones. Yo he observado que ahora mis hijos procesan la información que escuchan y leen de otra manera, ya que cada palabra tiene una razón de ser. Mucho de lo que no se logra en la clases tradicionales de gramática o español se puede lograr a través del aprendizaje de un lenguaje computacional.

3. Ahora juegan videojuegos desde una nueva perspectiva

Aprender a jugar un videojuego es una actividad muy compleja. Los adultos no hemos sabido valorar la complejidad de los videojuegos y el alcance que pueden tener en el desarrollo de las habilidades de aprendizaje de nuestros hijos. Sin embargo, cuando los niños aprenden a programar, su visión sobre los videojuegos deja de ser meramente pasiva porque comienzan a preguntarse cómo es que fue posible desarrollar su juego favorito.

13266002_10209836401535622_7424303798232533228_n

4. Han desarrollado sus capacidades autodidactas

La razón por la que la mayoría de los programadores son autodidactas es por la naturaleza misma de la materia. Es muy común que mis hijos intenten desarrollar un juego que requiere de conocimientos o técnicas que no conocen, pero que saben que pueden conseguir investigando o leyendo sobre el tema en internet. Ser capaces de saber buscar y encontrar la respuesta de lo que sea que necesiten es una habilidad que valoro muchísimo.

5. La programación fomenta el trabajo en equipo

Es muy común que mis hijos deseen compartir sus proyectos con sus hermanos. En ocasiones, alguno de ellos no puede hacer algo y los otros se acercan a tratar de ayudar. A veces, pasan 30 minutos tratando de resolver un problema específico y cuando me muestran el resultado muchas veces me sorprenden gratamente.

En conclusión, si tienes oportunidad de llevar a tus hijos a algún lugar en donde puedan aprender programación, yo te animo a que no lo pienses dos veces. Hay muchos recursos a nuestro alcance en la mayoría de las ciudades del país y por Internet.

Por lo pronto, nosotros ponemos nuestro granito de arena creando este recurso supraescolar para que más niños puedan aprender programación. Pulsa en el botón para conocerlo:

Logo

Esperamos que sea de utilidad.

[column type=”one-fourth”]
Foto Circulo Priss
[/column]

[column type=”three-fourths” last=”true”]

Acerca del autor

Mario González actualmente se desenvuelve como creativo, consultor comercial y diseñador web en su estudio particular, CirculoUX. Es esposo de Priscila, con quien comparte el privilegio de formar a sus hijos bajo una perspectiva supraescolar.

[/column]