Cuando yo era niña, decía que quería ser maestra. Me encantaba corregir la ortografía en los cuadernos de mis hermanas con un crayón rojo como el de la maestra. 
También escribía mucho. Si quería mostrarle cariño a alguien, escribía una carta. Si soñaba algo raro lo escribía para no olvidarlo. Si me sentía triste o enojada, escribía para desahogarme. Si me imaginaba algo, lo escribía para crear un cuento.
Para mí, escribir era una necesidad tan básica y natural como caminar para ir a algún lugar, o comer para saciar el hambre. Yo escribía para expresarme.

Aunque mis maestras y mis papás se daban cuenta de que tenía facilidad para la escritura y me lo decían, nunca tuve la oportunidad de cultivar ese interés. Tenía que concentrarme para estudiar lo que debía aprender a mi edad y hacer todas las tareas que se me pedían. 

A los 18 años dejé la escuela. Una vez libre de horarios y de obligaciones, me puse a explorar áreas que no sabía que me gustaban, como la gramática y el inglés. En mi casa teníamos algunos libros en inglés y yo los traducía para practicar. Un ejercicio que poco a poco se convirtió en un hobby

Sin darme cuenta, el placer de mi infancia por escribir comenzó a resurgir y a fusionarse con mi gusto por el inglés, la gramática y la corrección. Poco a poco, y gracias a profundas reflexiones que mis papás me ayudaron a hacer, fui descubriendo que mi anhelo más básico, el motor que mueve mi vida es aclarar conceptos.

En 2013 comencé a trabajar formalmente como traductora para una organización, y lo que era un hobby se convirtió en una fuente importante de ingresos para mi familia. 

Mi sueño es especializarme en la traducción de temas de educación y crianza, y me encanta que el primer paso hacia ese objetivo, este 2021, haya sido traducir y publicar uno de los primeros libros sobre educación sin escuela que leí y por el que siento un cariño muy especial.

A veces creemos que lo verdaderamente importante solo se puede aprender en la escuela, pero en realidad esta idea es muy nueva. Justo acabo de traducir un fragmento del libro Instead of Education, en el que John Holt explica esto.

En mi caso, haber dejado la escuela fue la oportunidad para volver a conectar con mis inclinaciones, con mis anhelos más profundos, que poco a poco se habían ido escondiendo detrás de tantos deberes y actividades. Viendo hacia atrás pienso que me habría gustado mucho no haber perdido todo ese tiempo y haber desarrollado mi pasión desde muy pequeña. Sé que mientras tengamos vida, nunca es demasiado tarde. A mis cuarenta y tantos estoy retomando esos intereses y los estoy desarrollando a través de otras herramientas y una madurez que no tenía a esa edad. 

Sin embargo, como padres tenemos el gran privilegio y también la responsabilidad de no permitir que los intereses de nuestros hijos se queden dormidos, olvidados, o peor aún: reprimidos porque se considera que son inútiles, inapropiados o incorrectos.

Esta semana tuve la alegría de estar como invitada en el programa de Laura Mascaró «La lonja de Ivan Illich», en el que ella entrevista a profesionales de diferentes campos para que compartan su experiencia y sirvan de inspiración y orientación a los jóvenes que están descubriendo su vocación.

Tuvimos una conversación muy amena en la que le conté mi trayectoria con la traducción, y también reflexionamos sobre la importancia de detectar e impulsar los intereses de nuestros hijos desde muy pequeños.

Hoy tenía ganas de compartir este pedacito de mi historia. Espero que te inspire y te anime a continuar con la gran labor que tienes en manos de observar muy de cerca a tus pequeños y acercarles las herramientas para que desarrollen todo lo que hay en su interior.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s