Ésta es la conclusión de la serie: “¿Cómo organizar el estudio para niños de diferentes edades?” Para leer la primera parte, pulsa aquí. Para leer la segunda parte, pulsa aquí.

En esa segunda parte te hablé de la importancia de fomentar en los niños el trabajo independiente. Con trabajo independiente me refiero a actividades que los niños puedan hacer por su propia cuenta sin requerir atención directa por nuestra parte. Podemos comenzar a fomentar este hábito en los niños desde que son pequeñitos y continuar fortaleciéndolo día con día.

Aquí te comparto algunas de las actividades que mis hijos de 8, 7 y 5 años realizan independientemente, sin atención directa por mi parte. Yo aprovecho esos ratos largos en que se mantienen ocupados, para dedicarle mi atención de lleno a un solo niño, o para terminar de recoger la cocina antes de irnos al parque.
Quizás algunas de estas ideas puedan servirte. ¡Y también me encantaría conocer las tuyas!

Actividades de lenguaje y escritura:

1. Clase de inglés en Duolingo. Duolingo es un app para aprender inglés. El método es a través de traducción, por lo que es indispensable que el niño sepa leer y escribir en español. Sé que no es la mejor app que existe, pero a nosotros nos ha funcionado muy bien. Las primeras clases necesitan un poco de nuestra ayuda, pero después pueden trabajar completamente solos.

2. Clase de mecanografía. Encontré este portal que me gustó mucho, porque puedes crear un usuario para la “maestra”, y un usuario para cada niño. Puedes escoger el orden de las lecciones y se va guardando el progreso de cada niño. Además de las lecciones, también hay juegos para que los niños practiquen lo aprendido. Nosotros acabamos de iniciar, así que por ahora sí tengo que estar cerca de ellos cuando hacen las clases, pero en poco tiempo, creo que podrán hacerlas solitos también.

3. Khan Academy. Es un portal parecido al anterior, en el que también puedes crear usuarios diferentes y los niños pueden aprender sobre diferentes materias. Lo he visto y ya cree los usuarios, pero todavía no lo he usado, así que no tengo experiencia, pero se ve genial!

4. Leer un libro. Para algunos niños es natural el deseo de abrir un libro y empezar a leerlo. Uno de mis hijos está leyendo dos libros actualmente. Pero para los niños que no tienen un deseo natural de ir y abrir un libro por su cuenta, mi estrategia para que se interesen en cierto libro es comenzar a leer las primeras páginas en voz alta y luego dejar inconclusa la historia. Cuando es tiempo de “trabajo independiente”, les digo: “oye, ¡no supimos en qué terminó la historia! ¿por qué no sigues leyendo tú y luego me cuentas qué más pasó?” Por lo general, me funciona.

5. Preparar un experimento. Esta actividad es sobre todo para mi hijo mayor, quien ya domina la lectura y entiende muy bien lo que lee. Le pido que me ayude a preparar un experimento para sus hermanos menores. Escoge uno del libro y se encarga de reunir los materiales o de hacerme una lista, si es que hay ingredientes que él no pueda conseguir solo.

6. Escribir en su libro. Sobre todo el mayor, tiene varios meses escribiendo un libro. Lo está haciendo en un documento de Google Docs, porque de esta forma puede compartirlo con su abuelo y conmigo. El abuelo le hace comentarios alentadores (¿a quién no le gusta que le digan cosas halagadoras sobre su trabajo?) y yo le hago comentarios sobre cómo mejorar la ortografía y la redacción. Cuando es tiempo de trabajar, él abre el documento, revisa nuestros comentarios, hace correcciones, nos contesta, sigue escribiendo, etc. Avanza mucho o poco, según lo decida él. Los menores también “escriben libros”, pero ellos lo hacen a mano, en hojas blancas que yo les engrapo a modo de librito.

7. Revisar su correo. Siempre es emocionante recibir correos de los abuelos, de las tías o de algún amigo, y luego escribirles una respuesta. Ellos lo hacen solitos y al final me piden que lo revise para hacer correcciones antes de enviarlo.

Screen Shot 2014-08-15 at 7.11.03 PM8. El bote de opinión. Hace tiempo conseguí un bote en el que guardé varias tiras de papel con un tema escrito. Algunos de los temas que tengo allí son: “¿Crees que es importante estudiar otro idioma?”, “¿por qué te gusta ir al parque?”, “¿crees que los niños deben hacer lo que sus papás dicen?”, y un largo etcétera. A veces hacemos una “mesa de discusión” en la que cada quien va sacando un tema y todos damos nuestra opinión sobre él y al final cada quien escribe sus propias conclusiones. O también, a veces simplemente alguien va, saca una tira de papel y escribe algo sobre ese tema.

 

9. Escribir en su blog. Los dos niños mayores tienen un blog privado y pueden pasar mucho tiempo escribiendo nuevas entradas o mejorando el diseño.

10. Leer un libro en el TAG.  Este artefacto es un lápiz “mágico” que te lee las palabras según vas tocando el papel. A mis hijos les encanta y tienen varios libros en español e inglés. Por lo general tengo guardado este material y sólo lo saco cuando es tiempo de “trabajo independiente”, para que no pierda su atractivo.

Actividades artísticas:

11. Practicar su instrumento. Siempre que sea una pieza que ya conozcan bien o algún ejercicio con el que no requieran ayuda, es una buena actividad para mantenerse ocupados durante un rato.

12. Dibujar en su cuaderno. A mis hijos les fascina dibujar y pueden pasar largos ratos dibujando y creando historietas.

13. Dibujar en Paint. También en Paint pasan mucho rato haciendo creaciones muy hermosas.

dibujo de paint

14. Jugar con regletas. Para mi hijo pequeño, las regletas tienen un encanto especial que no se ha desvanecido con los años. Todos los días pasa largos ratos jugando con ellas, haciendo diseños, construyendo, etc. Marvan tiene un libro muy bueno con muchas actividades para hacer con regletas. Puedes verlo aquí.

regletas

15. Jugar con plastilina. A mis tres hijos les encanta hacer cosas con plastilina. A veces les pongo algún reto, como “hacer un gatito” o “hacer letras” o “hacer figuras en 3D”, pero casi siempre terminan haciendo sus propias creaciones… que son mucho más interesantes que las mías 😛

16. Hacer patrones o figuras con los pattern blocks. Acá tengo algunas plantillas que puedes utilizar.

17. Hacer diseños con “iron beads”.  No tuve una foto a la mano, pero son estas cuentitas.

18. Construir con legos. Además de las instrucciones de la caja o de construir libremente, también hay un libro muy bueno de Marvan con muchas sugerencias para hacer actividades interesantes. Puedes verlo acá.

legos

Labores domésticas:

Nunca está de más algo de ayuda en la casa, y algunas actividades pueden ser realmente atractivas… o bueno, por lo menos pueden mantenerlos ocupados durante un rato:

19. Hacer pares de calcetines.

20. Doblar playeras y pantalones.

21. Acomodar los rollos de papel en el mueble del baño.

22. Sacudir los muebles. (Quitar todas las cosas, limpiar el polvo, regresar las cosas a su lugar).

23. Acomodar los zapatos del clóset.

24. Revisar que todos los cd’s estén en su caja.

25. Recoger todo lo que esté fuera de su lugar y acomodarlo (esta actividad nunca se acaba, así que siempre puedes hacer uso de ella)

Bien, pues ahí lo tienes. 25 ideas para que los niños trabajen de forma independiente y te den algunos minutos para concentrarte de lleno en un solo niño.

¿Tú tienes más ideas? ¡Compártelas!

Leer la introducción de la serie

Leer la parte 1 de la serie

Leer la parte 2 de la serie

Si deseas saber más sobre nuestro estilo de vida,
no te pierdas mi libro: AprendizajeSupraescolar.
Pulsa en la imagen:

Captura de pantalla 2014-11-05 a la(s) 09.18.41 a.m.
http://www.libro.supraescolar.com
[column type=”one-fourth”]
Foto Circulo Priss
[/column]

[column type=”three-fourths” last=”true”]

Acerca de la autora

Priscila Salazar es la autora del blog Supraescolar en el que a través de reflexiones claras y profundas, te inspira a usar tu privilegio de papá o mamá para impulsar a tus hijos a dirigir su propio aprendizaje.
Pulsa aquí para saber más
.

[/column]