En varios de sus libros, John Holt habla del afán que sienten algunos maestros por buscar actividades atractivas para que los alumnos aprendan lo que tienen que aprender; pero luego describe la frustración que experimentan cuando los alumnos no se sienten tan atraídos a realizar esos proyectos o cuando no se obtiene el resultado que ellos esperaban.
¿Alguna vez te ha sucedido eso con tus hijos? A mí sí, muchas veces.

A continuación te comparto un pequeño fragmento donde expone su opinión al respecto:

En mi libro, What do I do Monday? (¿Qué haré el lunes?), sugerí muchos proyectos estupendos para que los maestros realicen con sus alumnos. Sin embargo, también hago una advertencia (la cual, temo que muy pocos maestros tomarán en cuenta):

Si este proyecto no te interesa a ti, mejor déjalo. No te imagines que puedes hacer emocionante para los niños algo que para ti es puro aburrimiento. En vez de eso, busca algo en lo que puedas sumergirte por completo. Deja que los niños te vean genuinamente interesado. Déjalos ver tu inteligencia, imaginación y energía en el trabajo. Entonces, y sólo entonces, estarás ejerciendo tu verdadera autoridad natural.

Traducción: Priscila Salazar
Fragmento tomado del libro:
Freedom and Beyond
(Libertad y más allá)
de John Holt

botón amazon