Hace un tiempo yo no sabía lo que significaba esta palabra, pero me llamaba la atención verla debajo de algunos libros en Amazon. Luego supe que kindle es el nombre de un aparatito tipo tableta que sirve exclusivamente para almacenar y leer libros electrónicos.

¿Un libro electrónico?, ¿cómo es eso?

Según Wikipedia,

«Un libro electrónico, libro digital, ciberlibro, también conocido como e-book, eBook, ecolibro, es una versión electrónica o digital de un libro o un texto publicado en internet o en otros formatos electrónicos. Un libro electrónico se ha definido como la versión digital de un libro originariamente editado en papel, aunque de hecho existen libros electrónicos que no tienen una edición impresa en origen».

El libro se lee en la computadora o en algún dispositivo especialmente diseñado para ese fin, como el kindle.

¿Y si yo no tengo un kindle?

Lo que a mí me ha encantado de este formato, es que no necesitas tener el aparatito para leer los libros, ya que existe la aplicación para instalarla gratis en tu computadora, teléfono o tableta.

Si tienes una PC, sólo tienes que descargar este software, instalarlo en tu computadora ¡y listo!

Si tienes una Mac, vas al AppStore y descargas la aplicación Kindle ¡y listo!

Si tienes un iPad o un iPod o un teléfono inteligente de cualquier marca, también puedes descargar la aplicación Kindle, que es gratis.

¿Y en dónde se compran los libros?

La tienda más grande, más común y más surtida es Amazon.com Puedes encontrar miles de libros en papel, y cada vez más libros electrónicos también. En mayo de 2011, el New York Times declaró que por cada 100 libros de papel que Amazon vendía, se vendían 105 libros electrónicos.

¿Es seguro comprar en internet?

Si el lugar donde vas a comprar es confiable, como Amazon, sí, es muy seguro y además, práctico. Amazon acepta tarjetas de crédito, de débito, pre-pagadas y de regalo, de las siguientes compañías:

  • Visa
  • MasterCard/EuroCard
  • Discover Network
  • American Express
  • Diner’s Club (Sólo en E.U.)
  • JCB
  • NYCE
  • STAR
  • Tarjetas de crédito pre-pagadas o de regalo de Visa, MasterCard y American Express
  • Amazon Store Card

Amazon no acepta pagos vía PayPal.  Más información, aquí

Pero, ¿es buena idea usarlo?, ¿qué hay de los libros de papel?

Después de casi dos años de usar esta tecnología habitualmente, puedo platicarte las ventajas que yo le veo:

Es más cómodo. Leer un libro de papel es de lo más incómodo para mí. Nunca pude acomodarme si quería leer en mi cama – para mí no es fácil descansar y sostener un libro con las dos manos al mismo tiempo. Leer en la computadora es comodísimo para mí. Puedo estar acostada en mi cama con mi laptop junto a mí y no tengo que usar las manos para nada. Además, no necesito tener una luz prendida, porque el monitor tiene su propia luz.

Es más rápido y más barato. Ya que muchos de los libros que a mí me gusta leer no existen en mi país, solía encargarlos en Amazon; pero muchas veces el envío me salía más caro que el valor de los libros. Así que los ordenaba para que llegaran a la casa de mi hermana que vive en E.U., y entonces tenía que esperar meses a que alguien de aquí fuera para allá o alguien de allá viniera y me trajera mis libros. Cuando ya tienes registrada tu cuenta en Amazon y quieres comprar un libro kindle, no necesitas hacer nada más que dar un solo clic, ¡y listo! Al minuto siguiente puedes comenzar a leer tu libro en la comodidad de tu hogar.

Muchos de los libros en kindle son más baratos que los libros en papel, además de que muy seguido se encuentran ofertas buenísimas. A través de este blog, yo he adquirido muchos libros totalmente gratis.

Es más práctico. La practicidad es una de las mejores ventajas. Cuando lees en tu kindle puedes cambiar el tamaño de la letra, el color del fondo, puedes buscar significados de palabras, y por supuesto, puedes subrayar textos y hacer anotaciones. Para mí, que continuamente estoy tomando notas de libros y traduciéndolas, es una gran ventaja poder copiar y pegar el texto en la misma computadora, sin tener que buscar “artilugios” (por lo general, una pinza grande de la cocina o una piedra pesada) para sostener el libro bien abierto mientras que transcribo el texto para luego traducirlo.

En cuanto al espacio, ni qué decir. Si yo tuviera todos los libros que tengo en kindle en su versión en papel, ¡no tendría espacio para acomodarlos! Y si quisiera llevar mi lectura conmigo cuando salgo de viaje, sólo podría escoger uno o máximo, dos libros. En cambio, con el kindle en mi iPhone, traigo toda mi biblioteca conmigo a cualquier lugar que voy.

La sincronización es otra característica practiquísima. Cuando abres tu cuenta en Amazon, debes registrar los dispositivos a donde quieres que se te envíen tus libros. Nosotros, por ejemplo, compramos todos los libros con mi cuenta y tenemos registrados todos los dispositivos de la casa (computadoras, tableta, teléfonos, etc.) Así, todos tenemos acceso a todos los libros. Supongamos que yo comienzo a leer un libro en la computadora y me quedo en la página 58. Luego quiero seguir leyendo en el teléfono donde me había quedado en la página 20. El kindle detecta que ya avancé en la lectura así que automáticamente sincroniza el teléfono con la computadora y me coloca en la página 58. ¿No es una maravilla?

Y en cuanto a los que somos escritores, no hay una manera más práctica de publicar tus libros. Con Kindle Direct Publishing cualquier persona puede escribir y publicar, sin necesidad de recurrir a una editorial.

Es ecológico. Al no usar papel, a mí me parece que esta modalidad favorece la ecología.

Es más seguro. Algunas personas sienten temor con la tecnología. Si los productos no son “tangibles” sienten que no existen en realidad, o que pueden perderlos en cualquier momento. Cuando tú compras un libro electrónico, es tuyo para siempre. Aunque pierdas tu computadora o tu iPad o tengas que instalar de nuevo la aplicación Kindle, siempre tendrás tus libros intactos. El asunto es que los libros no son un “archivo” que descargas en tu computadora, sino que se quedan “asignados” a tu cuenta en Amazon y tú puedes bajarlos de allí las veces que quieras y administrar tu biblioteca como tú desees.

Por otro lado, también existe más control en cuanto a la piratería. Como los libros están asignados a las cuentas de Amazon, aunque alguien te pasara el archivo de un libro (lo cual, no es tan sencillo de hacer), no podrías verlo, porque tiene candados especiales. Claro que los candados pueden ser violados si se tiene el conocimiento para hacerlo. Sin embargo, obtener libros electrónicos es una posibilidad cada vez más accesible para cualquier persona, por lo que las razones para “piratear” un libro también van en descenso. Antes fotocopiabas un libro porque no existía la posibilidad de conseguirlo, pero ahora, con el dinero de esas copias mejor te compras dos libros electrónicos.

Por último, (y la razón que para mí es la más importante): es lo actual. Estoy de acuerdo en que los libros de papel tienen su encanto especial, su maravilloso olor, y que la sensación de abrir tu libro nuevo, subrayar sus páginas y leerlo una y otra vez no tiene comparación. Todos tendremos nuestros libros especiales siempre, como un tesoro, y no creo que los libros de papel algún día lleguen a desaparecer por completo.

Lo que sí me parece importante es que como padres pioneros que tenemos el deseo de educar a nuestros hijos para que tengan una mente abierta y para que estén bien armados para enfrentar al mundo moderno que les toca vivir, no podemos permitirnos estar ajenos al conocimiento de las nuevas tecnologías y a los recursos de vanguardia por simple ignorancia, por falta de interés, por viejos paradigmas o por sentimentalismo.

Hace unos meses, cuando quería comprar un libro para mi papá en Kindle, me encontré con que existen muchísimo menos títulos en español que en inglés, y de esos libros en español, hay muy pocos (o cero) comentarios de los lectores. Sabemos que en nuestros países de habla hispana existe una gran pobreza cultural en cuanto a la lectura: el mexicano promedio lee menos de un libro al año; sin embargo, tenemos la oportunidad de influir en nuestra gente y hacer que eso cambie. Nosotros tenemos en las manos a la siguiente generación y podemos producir gente que disfrute de la lectura, gente que escriba los siguientes libros, gente que indague, que anhele saber y descubrir, gente que sepa echar mano de los recursos a su alcance, y que sea capaz de crear nuevas tecnologías. Vivimos en la era de la información, y así como la imprenta revolucionó por completo el mundo de su época, estas nuevas tecnologías también están revolucionando la industria editorial, y la forma en que se tiene acceso a la información.

No todos somos escritores, por lo que si no piensas escribir un libro, puedes darte a la tarea de conocer a quienes sí escriben y apoyarlos con tu compra, con tus comentarios y tu difusión. Si nuestro deseo es enseñarles a nuestros hijos a ser autodidactas y a tener una mentalidad proactiva, necesitamos estar dispuestos a cambiar nuestros viejos paradigmas, a conocer los nuevos recursos y a echar mano de ellos.

Y a propósito, ¿ya leíste mi libro?

libro amazon
Pulsa en la imagen para ver la información
[column type=”one-fourth”]
Foto Circulo Priss
[/column]

[column type=”three-fourths” last=”true”]

Acerca de la autora

Priscila Salazar es la autora del blog Supraescolar en el que a través de reflexiones claras y profundas, te inspira a usar tu privilegio de papá o mamá para impulsar a tus hijos a dirigir su propio aprendizaje.
Pulsa aquí para saber más
.

[/column]